Ninguna persona quiere pasar por la experiencia del fracaso,pero paradojicamente es a través de los fracasos como encontramos el éxito. El fracaso como lo define el diccionario es un:“suceso lastimoso, inopinado y funesto”. Negativo, en cualquier caso, pero inevitable.

 

La habilidad para aprovechar las oportunidades que nos brindan los fracasos es la gran diferencia que distingue a la gente exitosa de la mediocre. Hay algo que hay que tener muy claro, y es que sólo a través del fracaso se puede lograr el éxito. Cuando fallamos podemos tener la tentación de pensar que hemos malgastado nuestro tiempo en algo que no hemos logrado, y nos arrepentimos de haber empezado siquiera a intentarlo. Lo que es lamentable es no hacer nada, no intentarlo y fallar.

 

Si cambias el punto de vista verás el fracaso de forma diferente: será una oportunidad para aprender. Henry Ford decía que el fracaso “es sólo una oportunidad para empezar de nuevo de forma más inteligente”. “No he fallado la prueba, sólo he encontrado cien maneras para no hacerla mal”. Así explicaba Benjamin Franklin como los errores pueden verse como un éxito.

 

Nuestra habilidad para identificar por qué hemos fallado es esencial en este sentido. Debemos reflexionar para encontrar la manera en la que no repitamos los mismos errores.Tirar la toalla es muy tentador, especialmente cuando los fracasos se repiten. Pero es precisamente la concatenación de intentos fallidos lo que puede conducirnos al éxito. Si de verdad crees en lo qué estás haciendo, sigue intentándolo.Pero tampoco basta con seguir intentándolo, además hay que hacerlo con el mismo nivel de entusiasmo con que se comenzó. De otra manera, los intentos serán cada vez menos poderosos.

Ten siempre claro el objetivo de tus esfuerzos; sigue apuntando alto y no rebajes el nivel de exigencia.Si rebajas tus expectativas perderás la energía y abrazaras la mediocridad. Siempre hay que tener una motivación.

Tienes que Confíar en tus posibilidades.Ya lo decía Napoleón Bonaparte, “podemos detenernos cuando subimos, pero nunca cuando descendemos”. Mantener la autoconfianza, a pesar de los fracasos, es esencial para superar los obstáculos.

 

 

Estos son algunos ejemplos de personas qué antes de lograr el éxito en sus vidas fracasaron rotundamente y aun asi lograron llegar hasta donde querían llegar:

 

Abraham Lincoln: Este hombre experimentó múltiples fracasos, uno tras otro antes de llegar a la gloria. A sus 35 años estaba en la ruina. En 1833, cuando se recuperó de un ataque de nervios, intentó ser elegido a la Cámara de Representantes y perdió varias veces. Abraham Lincoln no se daba por vencido y en 1848 perdió su segunda nominación al Congreso. Luego perdió el Senado en 1854. En los dos años siguientes perdió la nominación para la Vice-Presidencia y fracaso de nuevo en el Senado en 1858.

Con tantas derrotas uno supondría que su estado de ánimo se haya ido hasta el núcleo de la tierra y no haya regresado.Pero no se dio por vencido y en el año 1860 fue electo presidente de los Estados Unidos. Dejó una gran trayectoria como uno de los más grandes presidentes de los Estados Unidos de América.

 

Walt Disney: Otra historia motivadora fue la de Walt Disney, el padre de Mickey Mouse se arruinó varias veces antes de construir el imperio Disney.

Disney y su esposa pasaron momentos muy duros en donde no podían pagar la renta y algunas veces llegaron al grado de recurrir a comida para perros para poder sobrevivir.Pero tomo la decisión de jugarse su última carta y con sus últimos dólares compró un boleto de tren a Hollywood. En el año 1926 creó al conejo Oswald para la empresa Universal Studios, y una vez que Disney quiso mejorar los términos de su contrato descubrió que la compañía había patentado en secreto al personaje animado.

Para rematar, cuando dibujó a Mickey Mouse le dijeron que no tendría éxito porque asustaría a las mujeres,la producción de Pinocho fue detenida a la mitad del camino y Disney tuvo que volver a escribir la historia completa.

Disney arriesgó todo su dinero al primer largometraje animado, Blancanieves, en donde fue el primero en usar el Technicolor. Todos le pronosticaban fracaso pero fue distribuida en 1938 y fue la película con mayor éxito de taquilla de ese año. Tuvo unos ingresos de 8 millones de dólares que en el día de hoy equivaldrían a unos 98 millones en su estreno.

Joanne Rowling: La autora de Harry Potter tuvo un pasado dramático como el de sus propias obras. Era una periodista fracasada, una madre soltera y truncada hasta que escribió y publicó su primer libro en 1997. A partir de ese momento su situación económica ya no volvió a ser la misma. Rowling tiene una cuenta bancaria de aproximadamente $1,000 millones de dólares.

Oprah Winfrey: La mujer que mueve los corazones americanos. La conductora pasó una infancia difícil, marcada por la extrema pobreza y sufriendo de abusos sexuales. Que con el paso de tiempo logró fundar un imperio de más de $2,400 millones de dólares. Tiene una productora,también es confundadora de Oxygen Media, escritora de libros, dirige su propio sitio web y tiene su propio canal de televisión por cable.
Y estos son solo algunos ejemplos de personas qué a pesar de los fracasos que sufrieron,no se dieron por vencido,ni tiraron la toalla y siguieron enfocados en su objetivo. Espero qué te sirvan de inspiración y motivación cuando estés pensando en rendirte y desistir.

Y es qué los fracasos son el cuenta kilómetros del éxito. Forman parte del camino hacia el éxito,y como tales tenemos qué aceptarlos y valorarlos. Una persona fracasada no es aquella persona qué sufre tropiezos,sino aquella persona qué ante el primer obstáculo o impedimento que le presenta la vida se da por vencida.
Así qué tienes que aprovechar cada uno de tus pequeños y grandes fracasos como catapultas que te impulsen aun mas si cabe tras TU sueño. Aprender de ellos,porque están allí para eso mismo para enseñarnos algo. La vida,el universo,Dios como quieras llamarlo siempre esta a favor de nosotros y quiere vernos exitosos y alcanzando nuestros objetivos y metas. Esta en nosotros aprender a fluir con la vida,y a surfear cuando se presenten los momentos dificiles. Ir de fracaso en fracaso hasta alcanzar el éxito.

 

Recibe cada nuevo artículo en tu bandeja de entrada

No spam guarantee.

Gracias por leer este artículo,si te ha gustado puedes dejarme tu comentario y si crees que puede ser útil para otras personas,por favor compartelo.Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies